Quieres comenzar a hacer teatro pero todavía no te has decidido, te preguntas si se te va a dar bien o si lo vas a disfrutar.

¡Pues vamos a salir de dudas!

Aquí tienes 7 cualidades básicas para hacer teatro y accesibles a todo el mundo, porque estamos seguras de que tú también puedes ser una gran actriz.

Cualquiera de estas cualidades (no es necesario que cumplas todas, aunque si lo haces será maravilloso) te servirá para sacar tu potencial en el teatro.

 

  1. Escuchar: La escucha es la herramienta fundamental de toda actriz. Nos ayuda a entender lo que está sucediendo en una escena y a poder reaccionar con coherencia y sensibilidad. Escuchar es el primer paso para pasar a la acción en el Teatro. Por eso si se te da bien escuchar a los demás ya tienes gran parte del trabajo hecho.

 

  1. Empatía: Si eres capaz de ponerte en el lugar de los demás, entender sus emociones, y la forma en que se comportan y toman decisiones, puedes empezar a hacer teatro con total seguridad de que este es un lugar para ti.

 

  1. Observación: La otra gran cualidad es la observación. El teatro se aprende tanto haciéndolo como viéndolo en los demás y aprendiendo de las escenas de las compañeras. Además observar es otra forma de escuchar. Es escuchar con la mirada y entender el lenguaje de los gestos. Si eres una persona observadora aquí podrás potenciar esta cualidad.

 

  1. Creatividad: La creatividad es la capacidad de crear soluciones imaginativas a cualquier tipo de problema o reto. O de mezclar ideas para crear belleza, o risa, o emoción. Si te gusta ser ingeniosa, o la belleza estética o literaria, o conocer nuevas experiencias que te hacen pensar de otra manera, disfrutarás mucho el teatro porque mezcla todos estos ingredientes.

 

  1. Energía: Otra cualidad que puedes tener es la energía, es decir, las ganas de hacer cosas, de moverte, de probar experiencias y de transmitir tu entusiasmo e ilusión. Esta cualidad es fundamental para pasar a la acción y comenzar a actuar: es la decisión, el desparpajo y las ganas de conocer gente y comunicarte.

 

  1. Curiosidad: La curiosidad es el comienzo de cualquier pasión y es necesaria para seguir aprendiendo y descubrir los misterios del teatro. Será muy importante para ir avanzando y para crear personajes complejos que quieran descubrir, conocer o enfrentarse a retos importantes. Si eres una persona curiosa tardarás mucho menos en avanzar.

 

  1. Sensibilidad : La última y no por eso menos importante es la sensibilidad. Si te gusta el arte, la belleza, y las experiencias trascendentales, el mundo de la escena te enganchará, y podrás poner tu sensibilidad al servicio de crear una obra emocionante.

 

Nosotras nos alegramos de tener en la escuela a alumnas que tienen estas cualidades y nos ilusiona continuar conociendo a más en los próximos cursos para crear una bonita comunidad teatral.

 

Con amor y teatro,

El Globo

Diseño y Programación: